Es sólo una parte del Gran Acuífero Maya

¿Dónde está?

La cueva subacuática más grande del mundo está en México y forma parte del Gran Acuífero Maya.

La península de Yucatán presenta suelos de calizos que permiten la formación de grutas y cenotes que conforman las mayores redes de agua subterráneas en del mundo. Para saber más podéis leer nuestro post sobre los cenotes.

Tulum, en México, se ha convertido en la meca de la espeleología subacuática y del buceo en cuevas. Allí acuden buceadores de todo ávidos de descubrir un mundo perdido al que ahora se tiene acceso.

¿Cómo de grandes son estas cuevas?

El Sistema Ox Bel Ha, al sur de Tulum era el más largo con 270 km, seguido por  Sac Actun, noreste de Tulum con 263 Km. El tercero es el Sistema Kook Baal con 93 km y el cuarto era  Dos Ojos,  con 83 km.

El 10 de enero de 2018, en el marco del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), se encontró la conexión de dos de los sistemas de cuevas inundadas más grandes del mundo: Sac Actun y Dos Ojos en Tulum, Quintana Roo.

El hallazgo forma un pasadizo submarino de 347 kilómetros con centenares de restos arqueológicos de la civilización maya y de los primeros pobladores de América.

Según las normas de espeleología contemplan, cuando dos cuevas se conectan, la más larga absorbe a la más pequeña, cuyo nombre desaparece. Por eso la cueva más grande del mundo mantiene el nombre de Sac Actun y ha desaparecido el de Dos Ojos.

La que hasta hoy es la cueva subacuática más grande del mundo, podría serlo aún más. Si se comprobarse su conexión con otros sistemas aledaños podría ser un sistema de hasta 1.000 kilómetros. En esto trabaja ahora el proyecto GAM, que busca conectar a Sac Actun con sus sistemas de cuevas subacuáticas, más cercanos.

Parece que “La madre de todos los cenotes”,  con 18 km de longitud y 20 metros de profundidad es el que más cerca está de unirse al Sistema Sac Actun.

¿Qué importancia tienen?

En palabras de uno de los científicos del GAM…:  “Esta inmensa cueva representa el sitio arqueológico sumergido más importante del mundo, ya que cuenta con más de un centenar de contextos arqueológicos, entre los que se encuentran evidencia de los primeros pobladores de América, así como de fauna extinta y por supuesto, de la cultura maya.”

El acuífero, en el que se han encontrado restos que podrían tener al menos 12.000 o 15.000 años de antigüedad, podría revelar nuevos hallazgos sobre los ritos y costumbres de la civilización maya que habitó en esta región.

Se han hallado además de huesos de animales ya extintos, vasijas y ofrendas en buen estado al igual que restos óseos, algunos incluso incrustados en las paredes. Lo que avala la hipótesis de que fuera sitio de peregrinación o culto a deidades mayas.

Además, estas cuevas albergan y sustentan una gran biodiversidad que depende de este sistema. Estos acuíferos representa una gran reserva de agua dulce que ha dado vida a esta región de la península de Yucatán, desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días.

¿Y ahora qué?
Como ya hemos dicho, el proyecto GAM seguirá sus labores intentando buscar la unión de la cueva subacuática más grande del mundo con sus aledañas. Pero además realizará diversos estudios:

  • del análisis de la calidad del agua,
  • de la biodiversidad,
  • de los restos encontrados,

Y por supuesto, trabajará incansable en su adecuada conservación.