¿Has oído hablar de los Cenotes?

Si no has ido nunca a México, no te gusta la geografía, la historia o la espeleología, tal vez pienses que los cenotes son de fauna o flora subacuática

¿Qué son?

Su nombre proviene del maya «tz’onot» significa,  hoyo de agua o caverna con agua. Los cenotes son formaciones especiales. Son pozos de agua, que se alimentan por la filtración de la lluvia y por las corrientes de los ríos que nacen en el corazón de la tierra caliza del Yucatán, Belice o Guatemala.

¿Cómo se crearon?

Su historia se remonta a 66 millones de años atrás, cuando el  meteorito en Chicxulub (si, ese que , según dicen, fue el inicio del fin de los dinosaurios), impactó en la Península de Yucatán. Al chocar, creó profundas depresiones subterráneas que cambiaron para siempre el flujo las aguas, especialmente subterráneas.

En el Pleistoceno, la Península de Yucatán era un arrecife de coral cubierto por el mar, llego un punto en el que los niveles del mar bajaron tanto que dejaron en descubierto todo el arrecife, ocasionando que éste muriera y dando origen a un suelo de piedra caliza.

La lluvia comenzó a mezclarse con una gran cantidad de dióxido de carbono que existía en la atmósfera, formando ácido carbónico y alterando su acidez  en contacto con el suelo. Al mezclarse el agua dulce con la sal del mar, esta comenzó a disolver la roca caliza, creando pequeños agujeros en ella. Con el tiempo, estos hoyos se ampliaron, originando túneles y pasajes de agua, ríos subterráneos.

La piedra caliza continuó desgastándose y en ocasiones llegó a desplomarse creando los cenotes.

¿Qué tipos de cenotes hay?

Los cenotes se clasifican de acuerdo a su edad en cuatro grandes grupos, pero aunque tengan una edad similar, no hay dos cenotes iguales, cada cenote es único e irrepetible.

Cenotes de caverna
  • Son los  más jóvenes y enigmáticos, ya que su espejo de agua de color azul intenso, turquesa o verde esmeralda aún se encuentra en el interior de una caverna
  • El color del agua solo puede apreciarse cuando la luz del sol entra a través de las hendiduras u orificios en el techo de su bóveda.
  • Los mayas los elegían como escenario para algunas de sus ceremonias.
Cenotes Semiabiertos
  • Son los de mediana edad. Sólo una parte de ellos queda a la intemperie.
  • En algunos, las aguas son tan cristalinos que puedes admirar la fauna y flora que los habita.
Cenotes Abiertos
  • Son casi casi los más antiguos, el techo que los cubría cede y se desploma, dejándolos descapotados.
  • Conservan sus paredes, que generalmente son una selva vertical llena de plantas y flores que la colorean de verde, rojo y naranja, además de la variedad de pájaros o mariposas.
  • En su interior, en ocasiones, se han encontrado ofrendas y piezas prehispánicas.
Cenote Antiguos
  • Pasados millones de años de su formación, el techo y las paredes que cubrían o rodeaban este tipo de cenotes cede y quedan completamente expuestos.
  • Sin formaciones rocosas en la parte superior ni lateral, parecen lagunas en medio de la selva.
  • Los mayas recurrían a ellos como fuente de agua.
¿Alguna característica?
  • Agua fresca, dulce y cristalina
  • Sin oleaje.
  • Agua refrescante perfecta.
  • Con estalactitas en el techo, estalagmitas en el suelo y columnas
¿Qué tienen que ver con los mayas?

Las antiguas ciudades mayas, se asentaron cerca de los cenotes, ya que a falta de lagos o lagunas ( imposibles en suelos de piedra caliza muy porosa), eran la mejor fuente de agua potable.

En la cultura maya, los cenotes tenían gran importancia:

  • fuente de agua,
  • portales hacia el mundo de los muertos o Xibalbá, donde moraban los dioses, los antepasados y seres sobrenaturales,
  • lugar de rituales y ceremonias, en el que hacer ofrendas a los dioses.
¿Pero esto no es un blog de buceo?

Si, pero es que hoy, en los cenotes, se pueden hacer muuuuuchas actividades, entre ellas el buceo.

Y en mARdEhIELO nos encanta todo tipo de buceo en la naturaleza, eso sí, siempre con cuidado,  seguridad y en siempre, pero en especial con los cenotes, respeto.

Cuidemos los cenotes
Es fundamental enjuagarte antes de entrar, evitar el uso de cualquier crema o loción (nada de bronceadores, bloqueadores,  maquillajes o anti-mosquitos) y por supuesto, no hay que tocar la ni vegetación, ni las estalactitas ,estalagmitas o columnas.

¡La conservación de su ecosistema es tarea de todos!