Flotabilidad perfecta, el secreto del buceo

Flotabilidad perfecta, es la claves del buen buceo, su dominio contribuye a:

  •  Optimizar el consumo de gas
  •  Disminuir el cansancio
  •  Aumentar la comodidad, la seguridad, el sentido de la orientación, las interacciones con el entorno…

En definitiva, a bucear mejor.

Por el contrario, una mala flotabilidad, conlleva:

  • Aumento del consumo de gas y del cansancio
  • Mayor cansancio
  • Disminuir la comodidad, la seguridad, el sentido de la orientación, las interacciones con el entorno…
Botellas de Buceo en Tarragona

El control de la flotabilidad es una de las habilidades que más tiempo lleva dominar,  entender el proceso permite al dominarla más rápido.

Un poquito de física

La flotabilidad se basa en el principio de Arquímedes, aquello de: Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo experimenta un empuje vertical hacia arriba igual al peso del fluido desalojado.

En función de la relación del peso del fluido con nuestro peso, tendremos flotabilidades:

  • positiva = ascendemos, cuando el peso del volumen del fluido desplazado es MENOR que el peso del cuerpo
  •  neutra o flotabilidad perfecta = estamos en equilibrio, cuando el peso del volumen del fluido desplazado es IGUAL que  el peso del cuerpo
  • negativa = descendemos, cuando el peso del volumen del fluido desplazado es MENOR que el peso del cuerpo
¿Qué influye en la flotabilidad?

La flotabilidad es un proceso dinámico que requiere ajustes constantemente . Para conseguir la flotabilidad perfecta, hay que considerar y combinar los siguientes factores:

  • El cuerpo del buceador: La grasa flota (o, al menos, flota más que otros tejidos), por lo que un buceador gordito tenderá siempre a una flotabilidad positiva.
  • La profundidad: A mayor profundidad de inmersión, más aire habrá que añadir para compensar el aumento de presión.
  • El lastre: Llevar la cantidad de peso correcto es fundamental para conseguir una buena flotabilidad. Cuando se está lastrado adecuadamente y se mantiene la respiración en superficie debes flotar a la altura de los ojos. Ir sobrelastrado afecta tanto a la flotabilidad como a la cantidad de aire que se consume, ya que hay que realizar más esfuerzo para mantener el equilibrio.  Ir infralastrado obliga al buzo a pelear durante toda la inmersión por mantener la profundidad y corre el riesgo de saltarse su parada de seguridad o de descompresión.
  • El grosor del traje: En los neoprenos, conforme aumenta el grosor más se flota, en los trajes secos, es muy importante gestionar con suavidad el hinchado y vaciado del traje. Modificaciones bruscas hacen difícil controlar la flotabilidad.
  • La botella: El peso de la botella influye directamente en la flotabilidad, además, ésta se vuelve más ligera a medida que se vacía.
  • El chaleco: Un jacket adecuado es fundamental para controlar la flotabilidad
  • La respiración: Con un exquisito control de la respiración, se puede ascender o descender en el agua. Los pulmones ejercen de compensador natural y  modifican nuestra flotabilidad como lo haría un lastre de alrededor de medio kilo, con sus expansiones y contracciones.
Flora y fauna submarina: buceo en Torredembarrra
Cómo mejorar la flotabilidad

Son varios los ejercicios recomendados para mejorar la flotabilidad neutra.

  • Flotar inmóvil a la profundidad fijada y poco a poco hacer ejercicios como desempañar la máscara, compartir el aire, etc, sin perder la flotabilidad neutra y una posición adecuada.
  • Mantener una posición hidrodinámica, con el cuerpo horizontal, hasta las rodillas, que se doblan elevando los pies, la cabeza se mantiene ligeramente hacia adelante.
  • Practicar paradas de 3 minutos en intervalos de 3 metros mientras se desciende y asciende.
  • Perfeccionar diferentes aleteos: normal, a estilo ‘rana’ o hacia atrás.
  • Aprender a pivotar sobre la punta de la aletas, hacia arriba con la inhalación y hacia abajo con la exhalación.
  • Hacer ‘el helicóptero’:  girar por completo sobre un eje vertical manteniendo la posición horizontal.
  • Dominar la postura del buda.