Vuelve Dragonera

¡Vuelve el buceo a Dragonera! El pasado 2 de abril, después de 3 meses de parada biológica, abrió de nuevo el parque subacuático de Tarragona.

Historia del Parque Subacuático

A finales de los años 80, fueron tres los motivos que llevaron a la Sociedad de Exploraciones Submarinas de Tarragona (SES) a crear el Parque Subacuático de Tarragona.

  1. Se evidenciaba la merma en la fauna marina frente a las costas de Tarragona. Ya fuera por la contaminación o por la pesca intensiva, las especies antes comunes y abundantes en la zona iban desapareciendo.
  2. Los fondos arenosos de la zona con poca profusión de rocas, algas y especies vegetales y animales; eran poco atractivos para la práctica del buceo
  3. La repoblación y preservación de la fauna en otras reservas submarinas de nuestro litoral, había sido un éxito:

Así comenzó el proyecto de una zona acotada, preservada de cualquier tipo de pesca en la que potenciar la conservación de la fauna y flora y la práctica de las actividades subacuáticas. La ubicación: frente al dique de Levante del Puerto de Tarragona.

A fin de generar una reserva natural, un entorno adecuado para el desarrollo de un biotopo submarino. Tras una exhaustiva limpieza de la zona, se procedió al hundimiento de varios pecios previamente acondicionados. Que además de servir de hogar a las especies de la zona, harían las delicias de los buceadores de la Costa Dorada.

El pecio estrella es Dragonera, pero no está solo, a este mercante le acompañan otros pecios: el Golf de Lleó, Kuark, Cuadrat, Hermanos Aguado, Sebastián y Lola, Rojo, Rojo II, Lili y 6 veleros y las 3 barcas de la luz.

A día de hoy, en el Parque Subacuático,  ¡habitan unas 270 especies de peces!

El Parque Subacuático de Tarragona, es el único parque submarino/reserva marina de este tipo en España y uno de los puntos de buceo imprescindibles en la Costa Dorada.

Por eso, presenta alguna peculiaridad:

  • El buceo en esta reserva marina está regulado de forma especial. Hay que pedir autorización para la práctica del submarinismo y se exige título de buceador y certificado médico vigente.
  • El parque cierra una vez al año. Desde Navidad hasta Semana Santa, se produce la parada biológica, para permitir descanso y regeneración a la fauna y flora de la zona.
Dragonera, la estrella del parque

Sus imponentes 65 metros de eslora constituyen sin duda el aliciente más atractivo para los visitantes de este Parque Subacuático.

Fue hundida en aguas del Parque durante el verano de 1994, con la intención de que fuera una reserva natural y biotopo artificial. La zona del castillo de popa se encuentra a -14 metros, mientras que la profundidad máxima se alcanza en la bodega a -24 metros. Permite, por lo tanto, una gran variedad de inmersiones (la superficie de la bodega se encuentra a -16 metros, apta para cualquier titulación).

Para proporcionar a los submarinistas una inmersión lo más segura posible, antes de su hundimiento se retiraron todas las puertas y elementos que pudieran suponer un riesgo. Gracias a la prohibición total de pesca en la zona y a la realización de actividades específicas de regeneración biológica, hoy en día, se puede comprobar cómo las especies más variadas han encontrado un hábitat ideal entre las diferentes estancias de “La Dragonera”.

¡Recorrerlas supone una experiencia extraordinaria! ¡La diversión y la aventura están aseguradas!