En noviembre… ¡¡¡nos fuimos a Bali!!!

Y tres de los compañeros con los que compartimos este viaje de buceo a Bali, nos cuentan cómo lo vivieron.

Empezamos por Carlos, un buceador consagrado:

“Que decir de un viaje de buceo en un lugar paradisíaco con la mejor compañía…
Tras 16 horas de vuelo con escala en Doha nos incorporamos (mi hija y yo) al grupo, en la segunda semana de viaje.
Llegamos a un país abierto, amable y acogedor. La combinación de paisajes y naturaleza atípica es sobrecogedora: volcanes de 4000 m, selva tropical, playas paradisíacas y la combinación del Mar de Java con el Océano Indico crea una explosión de diversidad marina difícil de ver en otros enclaves.

Aprovechamos para en tan sólo 5 días, bucear en los mejores enclaves de la isla:

  • Tulamben (USAT Liberty Wreck y Coral Garden) que merece una explicación aparte.
  • Amed: con sus Pirámides, biotopos que prometían, pero fue en el Drop Off donde mas disfrutamos con numerosas tortugas, rayas, fusileros, morenas, corales una explosión de color y vida en un buceo muy sencillo pero apasionante.
  • Candidasa: cambiamos el Mar de Java por el Océano Indico lo que significaba pasar de 30 a 20-25 grados y de mar plana a un leve oleaje, pero eso significaba disfrutar de estar al lado de un grupo de tiburones punta blanca descansando en una cueva donde la emoción y la adrenalina nos invadió en Gili Biaha.
  • Luego, un segundo buceo en Gili Mimpang, donde pequeñas cuevas y prados de corales duros forman un punto idílico, donde ver todo tipo de peces de colores y tamaños, tortugas y las pequeñas y extremadamente fuertes mantis marinas que con su desparpajo nos sorprendieron.
  • Nusa Penida: Tras 40 minutos de navegación desde Candidasa llegamos a Crystal Bay. Un punto espectacular al encontrarse enfrente de hermosas playas de arena blanca llenas de palmeras, es conocido por los encuentros con Mola Mola de hasta 2 toneladas que lamentablemente no pudimos ver. Aunque disfrutamos de numerosa vida marina, incluyendo tortugas, inmensas morenas y todo tipo de peces de colores y formas. Nuestro segundo punto de inmersión era Manta Point pero como necesitábamos una excusa para volver, no pudimos disfrutar de las inmensas y majestuosas mantas ,dejándonos un resquemor agridulce.
Es difícil pensar cual ha sido tu mejor buceo.

Pero no miento cuando digo que el pecio USAT Liberty Wreck en Tulamben ocupa ese lugar, ya sea al amanecer viendo a un grupo de peces loro napoleón de 2,5 m y 200 kg preparándose para abandonar el refugio del pecio y perderse en el azul, entretenerse con los meros, morenas, rayas, tortugas, almejas eléctricas, pez hoja, Frog fish, coral, gorgonias inmensas y toda la vida macro imaginable que por la noche no hace mas que ganar enteros. Si a esto le añadimos una temperatura de 30 grados en el agua, mar plana, espectacular visibilidad, a una distancia de 30 m de la playa y muy poca corriente hace que solo piense en cuando volveré.
En Candidasa nos alojamos en una espectacular villa junto al mar donde bañarse en la piscina por la noche o hacerse un masaje al anochecer en el jardín, entre palmeras se convirtió en algo natural. El lugar y el Staff supera con creces muchos resorts de 5 estrellas.
El grupo fue increíble, todos diferentes (edad, procedencia…) nos amoldamos sin dificultad, con buen rollo y camaradería, hicieron cortos los días, consiguiendo hacer nuevos amigos y ser más amigo de mis amigos.”

Sigue Maritza, aunque como es de casa, no sé como de imparcial será… 😊😊😊

“Soy fan de viajar, conocer y recorrer el mundo pero siempre con calma, relax y muy buena organización… Pero tuve dudas al apuntarme en el viaje a Bali, porque no me gustan las experiencias extremas, no buceo, ni tampoco soy amante de la adrenalina. Sin embargo, me parecía interesante acompañar a mi pareja en su pasión y conocer un país exótico que estaba en mi lista de lugares a visitar.
¡¡Viaje, organización, staff, y compañía no pudieron ser mejores!! Fue una combinación perfecta de aventura, relax, turismo, buceo, comodidad, tranquilidad, diversión y desconexión.
Hicimos rutas turísticas, días de playa, compras, paseos por playas paradisíacas, tertulias nocturnas, excursiones improvisadas…. y Raul, mi esposo, disfrutó muchos días de buceo exótico y quedó impresionado por la experiencia.

Fue la combinación perfecta para ambos.

Y estoy convencida que podría haberse logrado con alguien que no fuera mARdEhIELO.
Sergio y Pili son unos organizadores de lujo y hacen lo posible por complacer y hacer sentir bien a todos los que viajan con ellos, su alegría contagiosa y su manera particular de irradiar positivismo, hacen que disfrutes cada momento y que un grupo con personalidades y gustos  totalmente diferentes puedan sentirse súper a gusto y disfrutar todos por igual.
¡Repetiría sin dudarlo cualquier viaje con ellos!.”

Y finalmente Neus, que nos llenó el viaje de alegría y positivismo:

“Yo, repetiría, sin duda, la experiencia del viaje de buceo a Bali. Tanto por el grupo que fuimos, cómo por la experiencia en si. Fué un viaje completísimo, donde tuvimos vistas culturales (visitamos por ejemplo templos o arrozales), descanso,  snorkel (quienes no buceamos). Y siempre, ¡¡¡ playas paradisíacas!!!

Os lo recomiendo sin duda alguna. ¡¡¡Yo espero algún día volver a repetir!!! ¡¡¡Un 10!!!”

Y nosotros…

con opiniones así, solo podemos (y debemos) organizar, cuanto antes, el siguiente viaje de buceo