Los fondos marinos de Tarragona, tras el temporal Gloria

Ya han pasado dos semanas del temporal Gloria y llevamos unas cuantas inmersiones en los distintos puntos de buceo de nuestro entorno y podemos hacer una valoración más objetiva de cuál es la situación del buceo en la Costa dorada después del temporal.

Cambios positivos

Los fondos marinos, se han regenerado completamente, por lo que hay muchas novedades que descubrir. El mar ha arrastrado miles de kilos de arena mar adentro dejando al descubierto numerosas formaciones y restos que hasta ahora nunca habíamos vito.

Por ejemplo:

En el pecio el vapor del Miracle han aparecido partes del barco nuevas para nosotros. Han quedado al descubierto un deposito inmenso y otras piezas de gran tamaño que permanecían hundidas durante décadas. Formaciones, rocas y restos nuevos que están totalmente limpios de flora. En breves se llenarán de plantas en crecimiento y darán de comer a la infinidad de peces que habitan el lugar.

El buceo en Torredembarra también presenta cambios. En la cadena de rocas que se encuentra frente al puerto de Torredembarra se ven muchas más piedras limpias de arena y fango. La marejada ha arrastrado mucha arena y en la mayor parte de las zonas podemos ver hasta más de un metro de diferencia de fondo. Aunque este tramo nuevo de roca no tenía flora, en 15 días ya hemos notado el cambio, así que para este verano ya estarán los peces alimentándose de plancton limpio y puro.

Tras nuestro buceo en Salou, visitando cala Crancs, el Reguerot del Claveguer, cala morisca o la playa larga de Salou, observamos como las zonas “más castigadas” han sido las de los acantilados. El temporal ha llegado a dar hasta dos metros más de fondo en muchas zonas. Rocas completamente peladas por debajo de donde antes se encontraba en fondo de arena. Y muchas de ellas surgen llenas de moluscos fosilizados. Buena muestra de que en su día estas ya estaban descubiertas y otros temporales las han ido enterrando.

Las inmersiones de Buceo en La Ametlla de Mar. Cala Jobeta y Cala Fató, han sido las dos primeras después del temporal. El buceo con sidemount nos permitió pasar de una cala a otra como cuando buceamos en Cala Sant Jordi, en la que entramos al agua por la playa del Castillo de San Jordi de Alfama (que da su nombre a nuestra cala) para bucear en dirección sur y terminar en cala Vidre. La roca ha quedado limpia de impurezas y las arenas blancas se han hecho dueñas de esta inmersión.

Cambios negativos

Pensábamos que un temporal como Gloria sólo podría traer cosas buenas al fondo marino, pero… ¡¡no es oro todo lo que reluce!!

Sabíamos que el temporal traería problemas en superficie destrozando puertos y zonas urbanizadas para demostrar, en nuestra opinión, que nos estamos pasando de la raya y darnos otro aviso de que no debemos usurpar la casa de nadie. También sabíamos que traería y arrastraría basura, pero no esperábamos que tanta.

Cientos de plásticos, chancletas, redes, bolsas, ruedas, condones y restos de no sabemos el que han aparecido reposando frente a nuestros acantilados, nuestros peces y nuestra vida subacuática. No es sólo que no queremos bucear entre plásticos y basura, sino que estos dañan irreversible e irremediablemente la fauna y flora marina.

¡Ya está bien, ya vale de arrojar basura al mar!

No basta con no tirar nada al mar, hay que tomar conciencia del consumo de plástico, que va a vertederos abarrotados y cuyos excesos, son arrastrados  cientos de kilómetros hasta llegar al mar, en los días de viento. Ríos y desagües también favorecen el transporte de estos desechos.

Esa bolsa de pipas cuyo envoltorio tiraste, sin pensar al suelo, quizás de camino a hacer submarinismo en Zaragoza o Huesca o el día que hiciste buceo en Barcelona, en Madrid o en cualquier ciudad del mundo, un día llegó al mar. Con bolsas como esa estamos matando cientos de peces que van picoteando de ella al confundier los colores vivos de los plásticos con los de posidonia u otros organismos vivos que forman parte de su cadena alimenticia.

Asi que ¡Basta ya! ¡Respetemos en mar! ¡Respetemos el planeta!

  • Regeneración de fondos marinos tras el temporal Gloria