Sergio & Company

Sergio me ha pedido que sea yo quien escriba en el post, y me voy a permitir el lujo de escribir lo que me de la gana y no va a ser de mí, como buceadora FEDAS tres estrellas de Zaragoza, sino de la familia detrás de mARdEhIELO.

Tenía muchas ideas que hablaran de mi experiencia con el mundo submarino, de cómo empecé con el buceo en Zaragoza o como años después “engañé a mi chico” para que se iniciara en este mundo con un bautizo de buceo en Tarragona, que por cierto le encantó tanto que el mismo verano que lo probó se hizo advanced open water diver y si no fuera por el COVID, ahora igual era Dive Master 😉, pero eso será en otro post.

MIS INICIOS:

Mi bautizo de buceo fue en la piscina de bomberos de la Zaragoza (la única con un foso que alcanza los 5m de profundidad) en la que los buceadores de Zaragoza que estén federados, pueden hacer prácticas. Y ese día me avisaron: hoy puede cambiar tu vida, para siempre. Y así fue, el 5 de mayo de 2018 (hoy hace 3 años!!), cambió mi vida. Al bautizo le siguió el curso Fedas de 1 estrella y de ahí salí con unas ganas tremendas de seguir buceando cuanto más, mejor.

VAYA, VAYA:

Pero en Zaragoza, como dice la canción… Vaya, vaya, aquí no hay playa… Como bien saben los maños, Tarragona es la costa más cercana a nuestra casa, así que pregunté y me recomendaron un centro de buceo familiar que estaba en el mismo puerto y que además, lo llevaba un chaval de Zaragoza. Eso era una señal, no había duda de que tenía que ir 😊.

UNA INMERSIÓN INOLVIDABLE

De mi primera inmersión con mARdEhIELO mejor no hablo, eso queda entre Sergio y yo, es más, si alguien ha de contarlo, prefiero que sea él, que lo hace con mucha más gracia y con algo de exageración…🤣🤣🤣

El caso es que a esa primera inmersión le siguieron muchas más, un título de buceadora dos estrellas y hasta de tres estrellas, con Sergio de instructor. ¡Quién me lo iba a decir…!

Pero ocurre, que con independencia de ese primer buceo inolvidable, lo excepcional lo que hace de mARdEhIELO, el mejor centro de buceo de Tarragona, de la Costa Dorada y quizás del mundo entero, es la familia que hay detrás. Sergio, Pili, Carol y Pablo te abren las puertas de su vida y te hacen sentir en casa de una forma natural. Y en verano, la familia se amplia… Maribel y Quique “los patriarcas” se suman al clan.

Y AHORA…

Yo ya no concibo mi vida sin buceo; sin mARdEhIELO; sin los WhatsApps de Sergio contándome alguna de sus ideas locas; sin Pili, la mejor patrona del mundo mundial; sin las historias de Maribel… Y ahora que con el COVID hace demasiado tiempo que no hacemos una escapada a Tarragona, recuerdo con mucho cariño a Carol jugando al futbol con quien se apunte, a Quique apareciendo a media tarde en el centro de buceo para echar una mano con Pablo terremoto, a Pablo terremoto tirándose al agua sin saber nadar (otro día os contaré esa aventura).

Así que este post, se lo voy a dedicar a ellos, por su esfuerzo, por su cariño, por generosidad, por muchas cosas… ¡sois geniales! I ❤U (a todos)

Y a todo el que lo lea, si no lo ha hecho aún, ¡¡¡ya tarda en ir a conocerlos!!!

¡¡¡Que me gusta a mi la foto del abuelo con el pequeñajo…!!!!